Peñíscola Castellón

Para muchos Peñíscola es sinónimo de mar, calor y verano. Pero los amantes de la Navidad saben que este bello pueblo costero también merece una parada obligatoria en Fiestas. Es realmente emotivo ver cómo sus vecinos se vuelcan en todas sus actividades, como sus famosos mercadillos de Navidad, medievales y su encendido de luces al son de su coro infantil. Por ello para sus gentes y familiares, reencontrarse con este espíritu sería el mejor regalo de estas Navidades.

Vota