Valderrobres, primer pueblo que iluminó Ferrero Rocher en 2013, comparte una tradición histórica muy especial con Chinchón. Es por ello que sus habitantes desean que este pueblo madrileño y su icónica plaza puedan brillar estas Navidades y así también compartan una experiencia mágica.
VOTA